Amplio operativo multidisciplinario en jardín de infantes del extremo oeste

Niños del JIN 34 de la localidad de El Chorro fueron alcanzados con nuevos controles de salud del programa provincial de libretas de salud escolar

La actividad tuvo como destinatarios a los jardineritos de ambos turnos que asisten a las salas de 5 años del mencionado establecimiento. Ellos, recibieron completos controles de salud, además de otras instancias como vacunación y la promoción de hábitos saludables mediante charlas.

Los encargados de realizar esta tarea fueron profesionales y agentes de salud que diariamente se desempeñan en el hospital de El Chorro, efector cabecera que brinda cobertura sanitaria a su localidad y comunidades cercanas.

De este modo, pediatras, odontólogos, vacunadores y enfermeros, ofrecieron entre otras tantas atenciones: mediciones antropométricas (peso, estatura y talla), control de la agudeza visual y auditiva, exámenes odontológicos generales, chequeos motrices y otras revisaciones clínicas y físicas para testear la salud integral de cada jardinerito.

Por su parte, los vacunadores controlaron los carnets de vacunas y aplicaron las dosis faltantes para actualizarlos con todas las vacunas determinadas por el calendario vigente.

En este marco, hicieron hincapié en la aplicación de las vacunas contenidas en la campaña de invierno: triple bacteriana acelular, antineumocóccica y antigripal para los niños que “por sus condiciones de salud están en los grupos de riesgo establecidos por este plan de vacunas que se lleva adelante cada año para proteger a la comunidad de las enfermedades prevalentes en el periodo invernal”, explicaron.

En tanto, los responsables del servicio de odontología aconsejaron a los pequeños sobre los cuidados de la boca y los dientes, el cepillado y la higiene bucodental en general. “Les mostramos y detallamos como se conforma la boca, el crecimiento de las piezas dentarias, cómo y por qué debemos cuidarlas”, indicaron.

Finalmente, fue ofrecida una charla sobre la prevención del dengue en la que se destacaron las medidas que deben cumplimentarse en las casas, instando a los chicos “a cooperar con la familia para que entre todos, cada uno un poquito junto a los papás y hermanitos para lograr que la prevención sea efectiva”.

Así recalcaron la importancia de “eliminar cualquier objeto que pueda convertirse en criadero de mosquitos, mantener los pastos cortos, tratar debidamente los recipientes que se usan para almacenar agua tapándolos herméticamente”. También agregaron la necesidad de proteger el cuerpo de picaduras mediante la aplicación de repelente como otra de las medidas fundamentales.