Titulares de radios decomisadas de Formosa y del país se reunieron con directivos de ENACOM

La reunión se llevó a cabo a las 17,30 en el piso 18 del Edificio de Enacom de Capital Federal, donde fueron recibidos por tres Directores de Enacom, El Sr Alejandro Pereyra, abogado diplomado en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y especialista en Comunicaciones.

Se desempeñó como consultor privado de medios y como asesor en la Cámara de Diputados y en el Senado de la Nación; el Señor Heber Martinez, Abogado y docente en UCA (Universidad Católica Argentina). Fue gerente de Asuntos Corporativos y de Relaciones Institucionales en el Grupo Telefé y presidente y vicepresidente de la Asociación de Teleradiodifusoras Argentinas (ATA). También fue miembro del Directorio de la Asociación Internacional de Radiodifusión y presidente de la Comisión Empresaria de Medios de Comunicación Independientes; y el Señor Javier Basilio, abogado, encargado de procesos y protocolos de Enacom.

Los recibidos fueron Osvaldo Frances, presidente de ARBIA, Guillermo Saucedo Presidente de Ucaya, Jose Torres presidente de radiodifusores de Misiones, Presidente de FARCO, Un representante de la Coalicion por una comunicación democratica, y directores de tres radios decomisadas, dos de Buenos Aires y una de Formosa.

El planteo inicial fue el cese inmediato de decomisos, declaraciones de ilegalidad, restitucion de equipos secuestrados, la gravedad en la penalizacion de supuestos delitos, y la normalizacion de espectro.

Enacom en todo momento, de la palabra de Pereyra, trato de justificarse por todos y cada uno de los casos planteados, aduciendo que solo cumplian con el protocolo por interferencias de la resolucion del 23 de diciembre y que recalcaban que no eran desiciones politicas, desligandose de toda responsabilidad por el accionar de Jueces y personal militar interviniente en los procedimientos de allanamientos y secuestros, como asi tambien de toda imputacion penal contra los titulares de los medios, en los que Formosa hizo ver, pruebas mediantes que no carecen de tales responsabilidades, que el accionar es desmedido, arbitrario, violento y de amedrentamiento y que dicha resolucion no hace mas que pisar al ARTICULO 116. —

Emisoras ilegales

Serán consideradas ilegales la instalación de emisoras y la emisión de señales no autorizadas en virtud de las disposiciones de la presente ley. La ilegalidad será declarada por la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, quien intimará al titular de la estación declarada ilegal al cese inmediato de la emisión y al desmantelamiento de las instalaciones afectadas a la transmisión. Y sobre todo al ARTICULO 162. — Emisoras ilegales.

Hasta tanto finalicen los procedimientos de normalización de espectro, la autoridad de aplicación deberá, como previo a toda declaración de ilegalidad, requerir a la sumariada la totalidad de los trámites que hubieren iniciado requiriendo su legalización, y a la autoridad regulatoria y la autoridad de aplicación en materia de telecomunicaciones los informes sobre si la emisora causa interferencias y si tiene factibilidad de previsión en el Plan Técnico la localización radioeléctrica en cuestión. En caso de encontrarse la emisora en condiciones de haber solicitado su legalización, la autoridad de aplicación deberá expedirse sobre ella como condición para el dictado del acto administrativo.

Demostraciones que hizo Formosa a las que no tuvieron respuestas algunas, lo que originó que pidieran a los convocados, presentar por escrito al Enacom propuestas para modificar el protocolo de procedimientos por interferencias, los cuales se comprometieron analizarlos y aplicarlos de ser factibles y cumplan con sus espectativas, exigencias e intereses.

Tambien se comprometieron a poner en funcionamiento el plan de normalizacion de radios sin licencias pero con el detalle de que dichas normalizaciones “NO” seran en zonas de conflictos, o sea la mayor parte del pais quedará nuevamente afuera de este plan.

“No” prometieron cesar los decomisos, ni restituir equipos, por lo cual no se llegó a una inmediata solucion a la seria problematica actual y demandada.

Por finalizada la reunion, dijeron que Enacom esta abierto al dialogo, y a todos los que quieran acercarse.

En sintesis, un simple lavado de manos, y en zonas de conflictos sigue la ley de la jungla, ojo, que no te agarren en infracción o te “encuentren” alguna interferencia porque no hay vuelta atrás, Ilegalidad y decomiso en puerta.

Hasta que algún Juez Federal diga lo contrario manifestaron los radiodifusores indignados.