Gobierno y aborígenes rubricaron el “acta compromiso” por la paz en Juárez

Dirigentes indígenas de las principales y populosas barriadas de Ingeniero Juárez, en reunión de trabajo mantenida junto al Jefe de Gabinete, Antonio Ferreira, rubricaron el “acta compromiso por la paz comunitaria”, al tiempo de asumir el deber de consensuar las acciones necesarias para ir resolviendo problemas irresueltos en el seno de la mesa multisectorial a ser creada.

En el marco del encuentro llevado a cabo en la sala de situación de la Jefatura de Gabinete de la sede gubernamental, Ferreira expuso su “satisfacción” al haber acordado poner el “mayor de los esfuerzos y compromiso en salvaguardar la paz, asumiendo todos la responsabilidad que nos cabe a todos en la pacificación social”. Y lo coincidido fue refrendado en un acta, el cual simbólicamente y dado que su propósito fundamental, se coincidió en investirlo de “compromiso por la paz comunitaria de Ingeniero Juárez”.

Explico que junto al intendente Rafael Nacif, el concejal Néstor Valdez, el ministro de la Comunidad, Aníbal Gómez, la subsecretaria de Gestión de Establecimientos Asistenciales de Desarrollo Humano, Cristina Mirassou, el diputado Rodrigo Vera, y referentes sociales aborígenes como Nicasio Mariño, presidente de la comisión vecinal del barrio Obrero, Evelio Rojas, pastor de la iglesia anglicana y el referente vecinal Horario Espinoza, hubo un análisis detallado de la situación de la comunidad juarense en general y de cada barrio en particular. Indico que “se expuso desde lo que atañe a niños, jóvenes, mujeres y mayores, a nadie se dejo a un lado en esta reunión de trabajo que entiendo fue muy valiosa”.

Sostuvo que “estamos dando muestras concretas con respuestas efectivas que el gobierno de la provincia se preocupa y ocupa en responder los planteos que generan inquietud comunitaria”, para reconocer que “nos espera una ardua tarea donde estaremos complementando las acciones comunes consensuadas con los pobladores criollos. Y ello en el convencimiento de que la construcción de una comunidad la hacen todos los sectores”.

Dejo en claro el Jefe de Gabinete que “en todo este proceso de encontrar la mejor solución no hay ganadores ni perdedores, acá el principal propósito es el bienestar colectivo de la comunidad de Ingeniero Juárez. Y digo esto en particular porque están ustedes que son de aquella comunidad, pero en general es un valor esencial de gestión del doctor (Gildo) Insfran es que por sobre todas las cosas, la paz y la equidad prime en todo el territorio”.

Concluyo agradeciendo la visita de los dirigentes, para ratificarles el “compromiso del gobierno en torno a políticas públicas” que conlleven a acentuar todo el proceso de transformación en “armonía social de esta localidad que busca consolidar su posición de liderazgo del oeste formoseño, para lo cual mucho contribuirá la paz de su gente”.

Juarenses

Nicasio Mariño, presidente de la comisión vecinal del barrio Obrero resaltó “el diálogo muy franco y muy abierto” con el ministro, y significó que “somos escuchados y recibidos, y esto es muy bueno, porque si no sería mucho más difícil avanzar en la solución de los problemas”.

Expuso su convencimiento de que “de las crisis también salen cosas buenas, se aprende de los errores y sobre todo a través del diálogo sincero como estamos teniendo con las autoridades provinciales y las del pueblo”.

También dio su visión de que “creemos haber podido acordar cosas positivas para que el desorden social de los jóvenes quede definitivamente en el pasado, para lo cual asumimos el compromiso y también estamos pidiendo a los padres que así lo hagan, trabajar todos los días en las responsabilidades que debemos asumir”.

Destaco la decisión del gobierno de que “a través de los diferentes ministerios conformar una mesa de trabajo multisectorial –estado, municipio y los aborígenes y criollos- para avanzar en dar respuestas a las demandas comunitarias”, para concluir diciendo que “miramos con optimismo el futuro, aun con este presente difícil de nuestro país, pero repito, tenemos el compromiso de ser guardianes de la paz social de nuestro pueblo, para lo cual además tenemos que estar alertas y no dejarnos llevar por gente que tiene otros intereses y busca enfrentarnos”.

Evelio Rojas, pastor de la iglesia anglicana, destaco el “gran valor de este encuentro fraterno, es el mejor ejemplo de que dialogando y en unidad se pueden lograr muchísimas cosas, sobre todo para la paz reine en nuestra comunidad”.

Agradeció al doctor Ferreira por su “franqueza” y en esa línea es que expuso su compromiso en acompañar a sus pares como “predicador de la conciliación, con reflexiones y en lo que me corresponda. Todos debemos sumarnos a trabajar junto a este gobierno para derrotar la pobreza, porque así como se hizo mucho y se mejoro las condiciones de vida en los pueblos originarios, faltan aun hacer mas y en eso debemos ayudar al gobernador Insfran a que pueda hacer lo que está faltando”.

Expuso entre lo “mucho que hemos progresado, escuelas de todos los niveles, hospitales, luz eléctrica, agua, los caminos y también la inclusión laboral en muchos lugares de los hermanos aborígenes”.

Néstor Valdez, concejal juarense, considero que el “desorden social llevo a una situación muy compleja, pero entre todos estamos superando, y este fuerte compromiso del gobierno expresado en el señor Jefe de Gabinete contribuye aun más”. Expuso justamente que “más de la mitad de los planteos aborígenes han tenido respuesta inmediata en esta reunión, y se asumió el deber de trabajar juntos para avanzar en los que aún está pendiente”.

Entiende que “todos los miembros de la comunidad nos corresponde asumir nuestros errores, y ser conscientes que no estuvimos a la altura de los tiempos. Es cierto que se han dado factores que escapan a nosotros, como las inundaciones, que generan muchos problemas, pero eso no nos justifica para retroceder ante la decisión política de nuestro gobernador de transformar a Ingeniero Juárez y de integrarnos definitivamente”.

“Nos vamos satisfechos, porque se avanzo muchísimo en todo sentido, al punto que en una próxima reunión estaremos juntos criollos y aborígenes exponiendo los avances y lo que aun falta”, concluyó.

Horario Espinoza, referente del barrio Obrero, expuso como aspecto saliente el “compromiso tomado por el señor Jefe de Gabinete es alentador en todo sentido, tanto para afirmar la paz alcanzando en estos últimos días, como también para alentar que ese convivir en armonía seguirá de ahora más”.

Conto que era la primera vez que estaba en la Casa de Gobierno, y que lo animo ver la “sencillez y convicción de las autoridades, como la del doctor Ferreira de acompañar al pueblo a superar sus crisis, sobre todo en la comprensión de la idiosincrasia aborigen”. Aunque admitió que “así como reclamamos al gobierno en ayudar a nuestros jóvenes, también los padres debemos asumir las culpas y ser más responsables en la crianza de nuestros hijos”.