Exhortan a no cercenar la integralidad en torno a cambios en asignaciones familiares

A partir de las explicaciones dadas por el diputado provincial de extracción gremial docente, Rubén Chávez, acerca de los cambios introducidos por ley en el régimen de asignaciones familiares de los agentes estatales, queda claro que el cercenamiento a la integralidad de la norma que hacen algunos dirigentes, terminan por desvirtuar la esencia de lo modificado: “Ampliar derechos a los empleados públicos”. Incluso y el propio legislador evoco, que “esta serie de modificaciones fue tratada en la última sesión del año pasado, el 27 de diciembre, fue acompañado por el bloque radical, en el entendimiento de que formaba parte del acuerdo con la Anses y en el reconocimiento del aumento en las asignaciones familiares”.

Y es que “cuando una verdad se cuenta a medias, al final lo descrito termina siendo una mentira”, que es lo que ocurre en este caso, cuando se trata de imponer la idea que se acoto derechos a los empleados, y la realidad es que estos tendrán más dinero en sus bolsillos a partir de los cambios introducidos.

“Hay que ser claros en este aspecto y es que el cambio en las asignaciones familiares se produce a raíz del acuerdo entre el Anses y la provincia, a fin de ir adecuando la Caja de Previsión Social, como ya se hizo, sino también lo referente a estas retribuciones”, expone inicialmente Chávez, añadiendo que “si bien se hicieron adecuaciones, también aquellos beneficios que son muy importantes para los trabajadores, no solo se mantuvieron sino que tuvieron significativas aumentos”.

Explico que “aunque se dejo de pagar esa asignación complementaria doble que solo se abonaba durante el mes de enero, hay que reconocer que la asignación por hijo se incremento de manera muy importante”.

A modo de ejemplo, el legislador expuso que “la asignación por hijo se elevo a los $1.103 que se pago justamente en este mes de enero. Sin embargo en el mismo periodo del año pasado, el “pago doble” fue de $1.288, o sea una diferencia de $185. Pero el contraste, muy significativo por cierto, reside en que la asignación que ya no está vigente solo se pagaba durante un mes, y la nueva con el aumento se percibe todos los meses, con lo cual implica mucho más dinero para el bolsillo del trabajador, sin obviar las actualizaciones que se irán haciendo de ahora en más en función de la que realiza la Anses”.

También consigno que se dispuso otro incremento muy importante en la asignación por hijo con discapacidad, casi se duplica, ya que paso de $1.804 a $3.597.

“A nivel nacional a mayor remuneración se paga menos en concepto de asignación familiar, pero en la ley provincial esto no fue incorporado, se mantiene el monto asignado de $1.103 a la totalidad de los trabajadores”, agregando asimismo que “desde este mes también los pasivos percibieron en concepto de esposa la suma de $270, que antes no estaba contemplado”, revelo como otros aspectos relevantes en la norma.

“Si apreciamos la erogación que significa para el estado provincial esta serie de modificaciones, surge claramente que se distribuye mucho más en beneficio de los trabajadores que lo que se desembolsaba con la norma anterior. Con una sencilla suma de lo que se cobrara durante todo el año, surge que se gano en el monto total de lo que se cobra”, afirmo.

De ahí que renovara su exhortación en torno a que “cuando se cuentan las cosas hay que hacerlo en su totalidad, ya que seccionado la integralidad de la norma, se termina desvirtuando la esencia de la ley, que totalmente contrario a lo algunos afirman, porque de ninguna manera se quita derecho a los trabajadores, sino que se destina mucho más recursos a favor de los compañeros trabajadores”.